02 julio 2008

HASTÍO

El comienzo del verano de 2008 y todo el ambiente social y político que le rodea me produce una sensación de cansancio, de hastío, difícil de describir. Se trata de un conjunto, bastante amplio, de acontecimientos que ocurren en nuestro entorno y que expresan, una vez más, la realidad de las coordenadas sociopolíticas en las que estamos inmersos.

Para comenzar tenemos las impresentables declaraciones de la ministra española Garmendia. Realmente impresentables en cualquier sociedad moderna que pretenda ser considerada como democrática, sus expresiones plasman rotundamente la mentalidad que subyace al entramado político que soporta al actual Estado español. No hay más nación que España, mientras que Vasconia, Cataluña, Galicia son simples "regiones" subordinadas. En ningún momento se les considera como sociedades maduras que puedan ejercer la menor capacidad de decisión. Peor todavía, Garmendia se permite el paternalismo (para ser "políticamente correcto", ¿debería decir "maternalismo"?) de afirmar que las transferencias en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) no "convienen" a los vascos. Es la maestra del parvulario.

El manifiesto de los "intelectuales" españoles en defensa de la imposición de su lengua en las naciones no españolas dominadas por su Estado, constituye otra expresión de la realidad social y política en la que nos encontramos inmersos y sometidos. Por otro lado, tenemos las decisiones en el mismo sentido de "L'Académie Française". Son los "padres espirituales" del colegio.

Para culminar, se pueden analizar los infinitos textos que ha generado en los medios políticos e informativos españoles la última propuesta de Ibarretxe. Es el propio "gobierno" de Vitoria quien quiere quitar hierro al asunto y mostrar la inocua realidad de tal propuesta: se trata de una simple consulta informativa, nunca de un referendum vinculante políticamente. A pesar de todo, los anatemas, condenas, descalificaciones, insultos etc. diluvian sobre el mismo. La falta de ambición de la consulta de Ibarretxe produce un envalentonamiento todavía mayor de los políticos y comentaristas hispanos. Los políticos amenazan con todo tipo de actuaciones represivas, los comentaristas insultan. Son los matones de la tribu.

La victoria de la selección española de fútbol ha puesto una hermosa guinda a todas esas manifestaciones del más rancio y reaccionario nacionalismo español del último mes, las ha reforzado e incluso otorgado un aspecto amable. Es el capullo de primavera abierto en verano.

Ciencia y desarrollo tecnológico, el patrimonio lingüístico y cultural, la capacidad de decidir el futuro de nuestra sociedad, son aspectos fundamentales radicalmente negados por los estados que nos dominan. Ya es hora de que toquemos la tierra de nuestra realidad política, olvidemos los "cuentos de hadas" con los que nos embaucan y pasemos definitivamente la hoja de los "eternos retornos" que nos conducen a una espiral implosiva en la que podemos desaparecer como pueblo en breve plazo. Ya es hora de ponernos a trabajar, con todas nuestras capacidades, en la estrategia que nos permita liberarnos de ellos, acceder a la independencia y constituir nuestro propio Estado: la República de Navarra.

7 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
luis dijo...

Hastio es la palabra que mejor define al la mayor parte de gallegos, catalanes o vascos, estamos hasta el gorro de la gente nacionalista hasta el gorro, haber cuando os vais a dar cuenta de sois ESPAÑA, con el sudor de las demas regiones sois lo que sois, unas regiones privelegiadas, ya lo erais con el dictador franco que os favorecio en detrimento de las demas regiones españolas, exceptuando galicia ¿y ahora quereis la independencia? ¡y una mierda!a los fanaticos como vosotros os deberian de expulsar de España.

Alena.Collar dijo...

Al fanático Luís que escribe la anterior entrada decirle que debe estudiar historia.
Dicho esto, comentarte un solo punto, o quizás una matización, si me permites.
Es cierto que ciertos "intelectuales" escribieron un manifiesto en defensa del castellano; pero no es cierto que todos los intelectuales estén de acuerdo con semejante despropósito ni engendro. Y no solo en Euskadi, Galitza o Catalunya, sino en Madrid. Echo de menos en ese sentido tu matización, porque de lo que expresas se deduciría que "los Intelectuales" en genérico dieron su aprobación borregil a tal disparate, y no fue así. En Madrid se pudieron escuchar muchas voces en contra; otra cosa es que esas voces en contra no hayan llegado con el mismo aparato mediático que las primeras.
Un muy cordial saludo.

Garate dijo...

No tengas ningún problema ni prevención. El cabreo te hace (me hace) escribir posiblemente sin demasiado control.

Matizo con todo gusto. Para mí, que he leido bastantes intervenciones en el debate, creo que es bueno puntualizar que sí se han escuchado múltiples voces, madrileñas y españolas en general, discordantes del discurso "único", que son dispares del disparate.

Luis María (K)

Garate dijo...

Se me olvidaba añadir que el tal Luis escribió varias "respuestas" a mi texto. Las que contenían textos malsonantes y soeces las he borrado directamente. Lo que he dejado es para que quede manifiesta su incultura y falta de formación.
Luis María (K)

snake dijo...

Vaya, "hastio" define lo que, muchos españoles sentimos cuando, año tras años, en el parlamento español solo se habla de los problemas vascos y catalanes.

Tal vez la solución sea unirnos al egoismo organizado y montar un partido nacionalista.

garate dijo...

Y dejarnos en paz y libertad de una vez a navarros y catalanes, añado.