22 enero 2008

¿HASTA CUANDO?

Hoy aparece en los medios la condena de Atutxa, Bilbao y Knörr por el Tribunal Supremo español. En línea con la anterior entrada de este blog, pienso que cada vez es más necesario centrar el problema. El futuro procesamiento de Ibarretxe parece cantado con estos antecedentes.

Ls estructura del Estado español expresa en todas sus manifestaciones sobre "el problema vasco" la misma cara; y es una cara poco amable. Su aspecto responde a las demandas del nacionalismo de la sociedad que la sustenta y "legitima", aunque esa legitimación pase por encima de los derechos humanos, entre los que se encuentra en lugar preminente el de la "libre disposición" de los pueblos.

Si la ceguera que manifiestan casi todos los denominados "dirigentes políticos vascos" ante esta situación es producto de la falta de información, ya va siendo hora de que caigan las legañas de sus ojos y contemplen la realidad de frente y a la luz. Si es consecuencia de intereses turbios que no responden a las necesidades que nuestra sociedad requiere en el momento presente, será necesario desenmascararlos y plantear la situación desde nuevas perspectivas.

En ambos casos hay que centrar el problema y constatar que cada vez queda más clara la radical incompatibilidad de la organización del actual Estado español con una situación democrática. ¿Para qué seguir perdiendo tiempo? ¡Vámonos ya!

¡Viva la república de Navarra!